CONSEJOS PARA CONDUCIR SOBRE NIEVE Y HIELO

El invierno puede ser una época complicada en las carreteras, con carreteras heladas, noches de niebla e incluso hasta inesperadas tormentas de nieve. Conducir sobre nieve y hielo de forma segura y viajar en condiciones difíciles requiere mucha más paciencia, además de algunos preparativos esenciales para asegurarse de estar en las mejores condiciones posibles para afrontar la climatología de conducir en invierno.

Prepara tu coche para la conducción invernal

Lo primero y más importante es comprobar que los neumáticos estén en buen estado y con la presión adecuada, con un desgaste mínimo de la banda de rodadura al conducir en invierno (índice de desgaste de 1,6 mm en la mayoría de los países). 
Si el clima invernal es prolongado y severo en tu lugar de residencia, vale la pena cambiar los neumáticos de verano por unos de invierno como los de la gama MICHELIN Alpin, con una tracción mucho mejor sobre nieve y hielo gracias al dibujo y la profundidad de una banda de rodadura muy espaciada. Si te preocupa la conducción invernal en una carretera de montaña, plantéate invertir en cadenas de nieve para carreteras especialmente nevadas que te ayuden a mejorar la tracción sobre la carretera. 
Si vives en un lugar con inviernos más suaves y nevadas ocasionales, una buena alternativa puede ser equipar el coche con neumáticos All Season, válidos haga el tiempo que haga, que te ayudarán a estar seguro en las carreteras cuando bajen las temperaturas.   
No olvides limpiar la nieve del vehículo, rellenar el anticongelante del limpiaparabrisas y descongelar el parabrisas antes de salir.                                                                                                               

Los neumáticos de invierno aumentan la seguridad al conducir sobre nieve y hielo

Toma precauciones al conducir sobre nieve y hielo

Frenar puede ser más difícil al conducir sobre nieve y hielo, por lo que hay que ir más despacio y multiplicar hasta 10 veces la distancia de frenado habitual respecto al coche delantero, sobre todo en carreteras muy heladas.
Evita los derrapes frenando suavemente, y toma precauciones adicionales para conducir solo cuando estés bien descansado y alerta. Mantente en tu carril y deja mucho espacio a los demás vehículos, y desconecta el control de crucero, que puede aumentar el riesgo de derrapar. A menos que las carreteras hayan sido preparadas con arena, también debes evitar conducir directamente sobre las huellas de otros vehículos al conducir sobre nieve o hielo, ya que la nieve compactada puede ser más difícil de agarrar que la nueva. 
Si vas a viajar a un lugar lejano, no está de más que lleves en el coche algunas provisiones de emergencia, como comida, ropa de abrigo y una linterna, por si te quedas tirado en la carretera durante un largo periodo. 

Conducir un coche automático sobre nieve

Si conduces un coche automático sobre nieve, puede que ya dispongas de un "modo nieve" que te ayude a conducir de forma más segura y reducir los posibles giros de las ruedas. Algunos coches automáticos pueden tener 2 posiciones en la palanca de cambios; en ese caso, pon el coche en la segunda posición para usar solamente las 2 primeras velocidades. Esta marcha mantiene una conducción a baja velocidad que es muy útil en caso de pendiente pronunciada, hielo o nieve. También permite utilizar el freno motor. Los conductores manuales deben usar una marcha más alta para un mejor control. Para más información sobre cómo conducir con nieve y conducir sobre hielo, lee nuestros 7 consejos de seguridad para conducir en invierno

Discover our all-season and winter tyre ranges.

Estás usando un navegador incompatible.
Estás usando un navegador web que no es compatible con este sitio web. Eso significa que alguna funcionalidad puede no ejecutarse como es debido lo cual puede dar lugar a comportamientos extraños al navegar por el sitio. Utiliza o actualiza/instala alguno de los siguientes navegadores para aprovechar plenamente este sitio web.