¿Qué hacer con un neumático pinchado?

Si tienes un neumático pinchado, puede ser por varias razones. A menudo, la pérdida de presión de inflado es consecuencia de un pinchazo o daño en el flanco del neumático pero también puede ser una fuga en la válvula, en el tapón de la válvula o incluso en la rueda. ¿Qué hay que hacer cuando se pincha un neumático? 
Vayamos a lo esencial de la cuestión.

¿Cómo puedo saber si mi neumático desinflado está pinchado?

Un neumático desinflado puede haber sufrido un pinchazo. El pinchazo puede haber sido provocado por un clavo, un objeto extraño afilado sobre el que has conducido, un impacto en el flanco o una válvula con fugas.

Señales de que puedes tener un pinchazo en el neumático:

●    Dirección lenta o pesada
●    Arrastre aparente en el coche al rodar lentamente
●    Un tirón constante en una dirección
●    Aumento del ruido de un neumático en las curvas
●    Aviso del sistema de control de la presión de los neumáticos
●    El coche no está nivelado al asentarse en el suelo
●    Un neumático de aspecto más deformado al asentarse en el suelo 

46129044 m

En este caso, se recomienda cambiar el neumático (o acudir a alguien para que lo cambie) y mostrar el neumático pinchado a un profesional. 

¿Es seguro conducir con un neumático pinchado?

No. Cualquier pinchazo de neumático, independientemente de su tamaño, debe ser revisado por un profesional cualificado. No es seguro volver a inflar un neumático dañado porque se corre el riesgo de que se rompa y se produzca un desinflado rápido que puede provocar daños alrededor. Conducir con un neumático dañado puede suponer un riesgo para ti, para tus pasajeros y para otros usuarios de la carretera, ya que el coche puede no maniobrar con normalidad y el neumático puede romperse.

map search desktop

Encuentra un distribuidor de neumáticos de turismo cerca de ti en cuestión de segundos

Turismo
  • Turismo
  • Motorbike
Turismo
  • Turismo
  • Motorbike
Localízame

Daños en los flancos de los neumáticos

Los daños menores en la banda de rodadura, lejos de los hombros y el flanco del neumático, suelen ser reparables. 

Pero cuando un pinchazo o desgarro se produce en cualquier lugar cercano o en el flanco, no admite reparaciones menores. En estas situaciones, para garantizar que el neumático sea utilizable, se debe recurrir a una reparación del flanco, denominada reparación mayor, para garantizar que el flanco esté suficientemente reforzado pero siga siendo flexible. A menudo, este tipo de reparación no es económica para un neumático de coche, y no muchos distribuidores de neumáticos tienen el equipo necesario.
Por lo tanto, puede ser preferible sustituir el neumático por uno nuevo.

Las reparaciones de los neumáticos del coche sólo deben ser realizadas por técnicos competentes. El reparador puede negarse a reparar los neumáticos por varias razones, como por ejemplo si sospecha que el coche ha circulado con el neumático poco inflado.

Hay una serie de razones adicionales por las que un neumático puede no ser reparable. Si detectas alguno de estos síntomas, el neumático no es apto para ser reparado y debe ser sustituido:

●    Menos de 1,6 mm de profundidad en los ¾ centrales de la anchura de la banda de rodadura
●    Debilidad o daño estructural o del talón, incluida la corrosión interna causada por la entrada de humedad a través de los cortes
●    Goma envejecida
●    Múltiples pinchazos previos

Tengo una rueda desinflada que no está pinchada ni dañada

En este caso, puede haber una válvula o una rueda con fugas o puede ser que los neumáticos necesiten un mantenimiento más regular. Es natural que los neumáticos pierdan un poco de presión de inflado con el tiempo. Como parte del control regular, la presión de inflado puede completarse periódicamente, siempre que la presión no haya caído lo suficiente como para causar daños al neumático. 

Se recomienda comprobar la presión de inflado de los neumáticos al menos una vez al mes y antes de cualquier viaje largo. Este control también permite identificar si hay un cambio en el ritmo de pérdida de presión de inflado que pueda requerir una investigación.

tyre pressure es

Sin embargo, si no se gestiona, la pérdida de presión puede acabar provocando un importante subinflado, que presenta varios riesgos:

●    El subinflado acorta la vida útil de la banda de rodadura al aumentar la tasa de desgaste en general, pero en particular en los bordes exteriores (u hombros) del neumático.
●    El subinflado también puede provocar una flexión excesiva y un sobrecalentamiento, lo que aumenta las tasas de desgaste de la goma pero también debilita la estructura del neumático.
●    El subinflado puede afectar a la maniobrabilidad y al rendimiento, por ejemplo, en caso de frenada brusca, sobre todo en tiempo húmedo.
●    El subinflado aumenta el consumo de combustible al incrementar la resistencia a la rodadura de los neumáticos, lo que implica paradas más frecuentes en las estaciones de servicio y un mayor coste de combustible.

Para evitar estos problemas, es importante comprobar regularmente la presión de los neumáticos, independientemente del tipo de vehículo que conduzcas.

¿Qué neumáticos pueden evitar los pinchazos?

Los neumáticos Michelin con tecnología Selfseal® evitan la pérdida de presión por pinchazos y sellan inmediatamente las penetraciones en la banda de rodadura de menos de 6 mm de diámetro. Esto protege el neumático durante un periodo limitado hasta que se pueda reparar el pinchazo.

Los neumáticos MICHELIN ZP se identifican por el logotipo ZP en el flanco. Tienen un flanco reforzado para soportar la carga durante un período limitado en caso de pérdida de presión de inflado.

Con un neumático MICHELIN ZP puedes seguir conduciendo, pero a una velocidad máxima de 80 km/h durante una distancia máxima de 80 kilómetros, hasta encontrar un distribuidor que repare o sustituya el neumático. Con más de un neumático pinchado, no debes seguir conduciendo.

Conoce más sobre los neumáticos Run Flat.

Selecciona la dimensión