¿Cómo se monta una rueda de repuesto?

Estar en un atasco con un neumático pinchado es un suceso desgraciadamente frecuente que todos los conductores experimentan en algún momento. Por eso es esencial saber exactamente cómo montar un neumático de repuesto y asegurarte de que dispones de todo el equipo necesario para cambiar rápidamente un neumático pinchado, de modo que puedas volver a la carretera lo antes posible.

Cambiar un neumático pinchado con una rueda de repuesto

Afortunadamente, cambiar un neumático no es demasiado difícil si sabes qué hacer. Aquí te mostramos los sencillos pasos que debes seguir para solucionar ese pinchazo, además de responder a algunas de las preguntas más comunes sobre el cambio de un neumático pinchado.

Antes de conducir a cualquier lugar, siempre debes asegurarte de que tienes todo lo necesario para cambiar un neumático de repuesto. La mayoría de estos accesorios vienen con el vehículo, pero otros son extras útiles para tenerlos guardados en el maletero del coche ante una amplia gama de posibles situaciones de emergencia, como una linterna o un kit de reparación de pinchazos del coche.

95335891 l

Equipo esencial que necesitarás para cambiar un neumático

  • Un gato
  • Un manual del propietario del vehículo
  • Una rueda de repuesto totalmente inflada (¡asegúrate de comprobar la presión de los neumáticos con regularidad!)
  • Una llave de tuercas 
     

Extras útiles

  • Una linterna
  • Cuñas de ruedas
  • Kit de reparación de pinchazos en el coche

Guía paso a paso

Paso 1: Salir de la carretera y buscar un lugar seguro

En cuanto te des cuenta de que has pinchado la rueda de tu coche, reduce la velocidad y evita los movimientos bruscos. Busca un tramo recto de carretera con terreno llano, como un aparcamiento, o si es necesario, un arcén con espacio suficiente para que puedas maniobrar con seguridad alrededor del coche. 

Paso 2: Aparcar el coche y encender las luces de emergencia

Recuerda que sólo debes trabajar en tu vehículo en un lugar seguro y permitido, y que el vehículo debe estar en un terreno estable. Asegúrate de que los demás conductores son conscientes de tu situación de cambio de neumáticos encendiendo las luces de emergencia, sobre todo si estás junto a una carretera con mucho tráfico. No olvides ponerte el chaleco de alta visibilidad y, si tienes una señal de advertencia reflectante, colócala también unos metros detrás de tu coche. 

Paso 3: Poner cuñas en las ruedas

Si tienes cuñas para las ruedas, colócalas alrededor de los neumáticos opuestos a los que están pinchados para evitar que el coche pueda rodar (por ejemplo, si el neumático pinchado está en la parte trasera, ponlas en la parte delantera). Las ruedas deben estar calzadas, el freno de mano puesto y la marcha puesta (o el estacionamiento en el caso de un vehículo automático), para que el vehículo no pueda rodar.

Paso 4: Comprobar todo el equipo necesario

Saca el gato y la llave de tuercas del coche, y consulta el manual del vehículo para obtener cualquier información esencial sobre tu modelo de coche. Localiza tu neumático, que normalmente se encuentra en un compartimento en el suelo del maletero, y comprueba que está totalmente inflado. Si hay un lugar seguro para colocar el neumático, como una zona de hierba junto al coche, sácalo y colócalo allí con cuidado.

Paso 5:  Retirar el tapacubos o la cubierta de la rueda del neumático dañado

Si tu neumático tiene un tapacubos o una cubierta de rueda que cubra las tuercas, retírala con el extremo plano de tu llave. Coloca el elemento a un lado.

Paso 6: Aflojar las tuercas de los neumáticos

Usa la llave de tuercas para aflojar las tuercas, que se encuentran justo debajo de la tapa de buje. Normalmente son de forma redonda o hexagonal, y pueden aflojarse aplicando presión y empujando en sentido contrario a las agujas del reloj. No las quites del todo, pero aflójalas entre un cuarto de vuelta y media vuelta para desbloquearlas. 

Paso 7: Levantar el coche con el gato

Coloca el gato debajo del chasis del vehículo, cerca del neumático pinchado; es posible que tu vehículo tenga una zona despejada de metal expuesta que está diseñada específicamente para colocar un gato. Consulta el manual del propietario para conocer todos los detalles y evitar que se produzcan daños.

Una vez colocado, gira la manivela del gato en el sentido de las agujas del reloj hasta que el neumático pinchado esté a unos centímetros del suelo. Coloca la manivela del gato debajo del coche para mantenerlo allí, y nunca pongas ninguna parte del cuerpo debajo del vehículo mientras esté apoyado por el gato. 

Paso 8: Sacar las tuercas de las ruedas

Sigue desatornillando las tuercas de las ruedas hasta que puedas sacarlas por completo y apártalas en un lugar seguro.

Paso 9: Retirar el neumático

Agarra el neumático y sácalo suavemente del buje, luego apártalo de forma segura para que no ruede.

Paso 10: Montar la rueda de repuesto

Toma tu neumático de repuesto y alinéalo con los tornillos de las tuercas, luego empújalo suavemente hasta que el extremo de los tornillos de las tuercas se vea a través de la llanta. Vuelve a colocar las tuercas de las ruedas y apriétalas todas a mano antes de comprobar que están bien sujetas.

Paso 11: Bajar el coche hasta que toque el suelo

Baja el gato para que el nuevo neumático toque el suelo, pero sin que todo el peso del vehículo esté sobre él. Aprieta las tuercas de las ruedas con la llave lo más fuerte que puedas.

Paso 12: Terminar de bajar el coche

Baja del todo el coche y retira el gato, antes de volver a comprobar el apriete de las tuercas de los tacos.

Paso 13: Volver a colocar el tapacubos

Si puedes utilizar el tapacubos de tu neumático pinchado en la rueda de repuesto, colócalo ahora. Si no, guárdalo.

Paso 14: Guardar todo

Coloca el neumático pinchado en el espacio donde se guarda la rueda de repuesto, y asegúrate de no olvidar nada de tu equipo mientras lo guardas todo. 

Paso 15: Comprobación final

Recuerda que la presión del neumático de repuesto debe ser suficiente para garantizar la seguridad de la conducción. Si tienes alguna duda inmediata, llama a tu agencia de asistencia en carretera. Es posible que pueda sustituir el neumático de repuesto y asegurarse de que tu coche es seguro para conducirlo al taller más cercano. 

Preguntas más frecuentes:

¿Cuánto tiempo se tarda en montar una rueda de repuesto en el coche?

Aunque depende del tipo de neumático de repuesto, normalmente no está pensado para usarse durante mucho tiempo ni a velocidades especialmente altas. Algunos modelos de coches sólo tienen espacio para  neumáticos de repuesto pequeños que no deberían conducirse a más de 80 km/h, ya que tienen menos tracción y son menos maniobrables en caso de mal tiempo. Ten en cuenta que el neumático de repuesto también puede ser un neumático de temporada diferente a los demás de tu coche.

Una vez montado el neumático de repuesto, acude a un especialista en neumáticos lo antes posible para asegurarte de que la rueda está bien sujeta y para que inspeccione el neumático dañado. Si el repuesto es de uso temporal o de formato reducido, debes cumplir las restricciones de uso descritas en el manual del vehículo. Pero, por regla general, acude a tu taller en cuanto puedas para que te hagan una evaluación completa y sustituyan el neumático pinchado por uno nuevo.

¿Cuándo debo cambiar mis neumáticos?

Se recomienda encarecidamente cambiar los neumáticos después de 10 años. Sin embargo, si observas que el neumático está dañado o ha alcanzado el límite legal de desgaste de la banda de rodadura antes de este periodo, debes sustituirlo. 

Como norma, debes llevar los neumáticos a revisar por un profesional cada 5 o 6 años.

¿Cuánto tiempo se tarda en montar una rueda de repuesto en el coche?

Aunque depende del tipo de neumático de repuesto, normalmente no está pensado para usarse durante mucho tiempo ni a velocidades especialmente altas. Algunos modelos de coches sólo tienen espacio para  neumáticos de repuesto pequeños que no deberían conducirse a más de 80 km/h, ya que tienen menos tracción y son menos maniobrables en caso de mal tiempo. Ten en cuenta que el neumático de repuesto también puede ser un neumático de temporada diferente a los demás de tu coche.

Una vez montado el neumático de repuesto, acude a un especialista en neumáticos lo antes posible para asegurarte de que la rueda está bien sujeta y para que inspeccione el neumático dañado. Si el repuesto es de uso temporal o de formato reducido, debes cumplir las restricciones de uso descritas en el manual del vehículo. Pero, por regla general, acude a tu taller en cuanto puedas para que te hagan una evaluación completa y sustituyan el neumático pinchado por uno nuevo.

map search desktop

Encuentra un distribuidor de neumáticos de turismo cerca de ti en cuestión de segundos

Turismo
  • Turismo
  • Motorbike
Turismo
  • Turismo
  • Motorbike
Localízame

Selecciona la dimensión