España

Guía de mantenimiento

Enemigos del neumático

Michelin 18 may 2010

Enemies Of the Tyre

Hay tres enemigos principales del neumático: físicos, medioambientales y humanos. Entre los más comunes están: la presión de inflado, los daños por obstáculos en la carretera, la profundidad del dibujo, las condiciones climatológicas, la falta de mantenimiento, la carga, la velocidad, etc.  Con tantos enemigos es casi imposible predecir la duración de un neumático. Los neumáticos Michelin se han diseñado para recorrer miles de kilómetros y dar el mejor servicio. Si no se mantienen adecuadamente se verán sometidos a un mayor desgaste y posibles daños, disminuyendo la seguridad.

Los tres principales enemigos del neumático:

 

 

 

Físicos


  • El desgaste y los daños (pinchazos, cortes, impactos, grietas/fisuras de la goma de la escultura y los flancos, bultos y protuberancias, etc.).
  • Los golpes con baches, bordillos, badenes, etc.

FísicosNeumático año

Humanos

Humanos

  • No comprobar habitualmente el desgaste y los daños del neumático.
  • No mantener la presión de inflado correcta.
  • No comprobar la profundidad del dibujo regularmente.
  • No cambiar los neumáticos antes de que lleguen a la profundidad mínima legal.
  • Utilizar un neumático de emergencia circulando a más de 80 km/h.
  • Mezclar distintos tipos de neumáticos.
  • No llevar los neumáticos dañados a un profesional
  • Estilo de conducción.
  • No inflar más los neumáticos de las caravanas y autocaravanas.
  • Al remolcar: no aumentar la presión de los neumáticos traseros del vehículo que remolca.
  • No cambiar la válvula del neumático cuando se cambian.
  • Reparar o cambiar neumáticos en casa en lugar de llevarlos a un especialista.
  • Considerar las reparaciones temporales como una solución permanente.
  • Utilizar neumáticos con llantas dañadas, deformadas o modificadas.
  • Utilizar llantas y ruedas de distintas dimensiones.
  • No equilibrar los neumáticos después de su montaje.
  • Poner neumáticos que no tienen una capacidad de velocidad y un índice de carga al menos igual o superior a los especificados originalmente por el fabricante del vehículo.
  • Utilizar sellantes no autorizados.
  • Almacenamiento y rotación inadecuados de los neumáticos

 

Medioambientales

  • Temperaturas extremas.
  • Aceite y grasa.

ENCUENTRA TU NEUMÁTICO

Artículos leídos recientemente

No hay artículos leídos recientemente