España

Guía de mantenimiento

Almacenamiento

Michelin 18 may 2010

Almacenamiento

Manipulación y almacenamiento de los neumáticos

Es imposible predecir cuánto van a durar los neumáticos.  No obstante, siempre se puede aumentar la vida útil y las prestaciones de los neumáticos manipulándolos y almacenándolos adecuadamente cuando no se estén utilizando.

Cuando los neumáticos no se utilizan y están a la intemperie durante largos periodos (un mes o más), las superficies se secan y aparecen grietas, lo que se llama cuarteado por la intemperie y el ozono. Por este motivo los neumáticos deben guardarse siempre en el interior en un lugar ventilado, seco y limpio.

Lejos del peligro

Cuando se almacenan los neumáticos deben estar alejados del calor que provocan las tuberías calientes y los generadores eléctricos. Las superficies de almacenamiento deben estar limpias de grasa, gasolina, gasoil y otras sustancias químicas o hidrocarburos que podrían deteriorar la goma. Los neumáticos expuestos a esos materiales durante el almacenamiento podrían sufrir daños irreversibles cuando se vuelvan a montar en el vehículo.

Los neumáticos deben almacenarse:

  • En entornos bien ventilados, secos, templados y al abrigo de la luz solar directa y de la intemperie
  • Alejados de sustancias químicas, disolventes o hidrocarburos
  • Lejos de metales o maderas puntiagudos, etc.
  • Lejos de fuentes de calor, llamas, objetos incandescentes, materiales que puedan provocar chispas o descargas eléctricas
  • Alejados de fuentes de ozono (transformadores, motores eléctricos, equipos de soldadura, etc.)

 

Manipulación

Si se almacenan durante periodos muy largos de tiempo hay que girarlos ( invertir el orden de los neumáticos), para evitar deformaciones. Hay que evitar que los neumáticos queden aplastados bajo objetos pesados. Los accesorios deben almacenarse en su embalaje original, en superficies que no presenten ningún riesgo de corte, rasgado o perforación. A la hora de manipular los neumáticos y accesorios hay que utilizar instrumentos y equipos que no dañen los neumáticos. Cuando manipules los neumáticos es muy recomendable utilizar guantes y ropa adecuada.

Almacenamiento a corto plazo

Los neumáticos se pueden apilar, preferiblemente en palets. Pero es mejor no apilarlos más de 1,20 metros de altura. Cada mes hay que invertir el orden de los neumáticos. Cuando los neumáticos están montados sobre la llanta deben almacenarse inflados y en posición vertical, sin apilarse.

Almacenamiento a largo plazo

Para periodos más largos de almacenamiento hay que colocarlos verticalmente en estanterías situadas a al menos 10 cm del suelo. Para evitar distorsiones hay que girarlos ligeramente una vez al mes. Si un neumático no se utiliza durante un periodo más largo hay que comprobar la presión regularmente y mantenerla en los niveles recomendados por el fabricante.

Almacenamiento de los neumáticos de invierno

Gracias a estas recomendaciones de almacenamiento los neumáticos de invierno estarán en perfecto estado:

  • Antes de desmontar los neumáticos hay que fijarse en la posición que ocupan en el coche. Así se pueden intercambiar los neumáticos delanteros con los traseros el siguiente invierno, para igualar el desgaste.
  • Los neumáticos deben limpiarse con agua y secarse bien para reducir la corrosión.
  • Hay que quitar las piedras o posibles residuos de las ranuras del neumático.
  • Si los neumáticos están montados en llantas se pueden colgar o almacenar en horizontal.
  • Si están desmontados se pueden dejar de pie o en posición horizontal. Los neumáticos deben estar alejados de la luz, lo ideal es una zona fresca y seca. Sobre todo no hay que dejarlos junto a disolventes (combustibles, aceites, etc.).

ENCUENTRA NEUMÁTICOS DE COCHE MICHELIN

Obtén una recomendación seleccionando las características de tu coche o la dimensión del neumático y definiendo tus condiciones de conducción.

  • Turismos
  • 4x4 / suv
  • Vehículos comerciales
Loader